17Mar2017

Cuando ponemos en marcha un sitio web, bien sea una tienda online o una página de tipo más corporativo, una de las primeras decisiones que debemos tomar es la elección del dominio. Hoy en el blog de la Cámara de España te contamos algunos aspectos básicos que debes valorar antes de dar este paso.

En primer lugar tenemos que decidir si deseamos construir nuestro sitio web bajo el nombre de marca de nuestro negocio, o si por el contrario queremos elegir palabras clave ligadas a la actividad del mismo. Es decir, hasta no hace tanto tiempo, muchos webmasters elegían el nombre de su dominio en función de las ‘keywords’ relacionadas con su negocio que más búsquedas tuviesen (por ejemplo ventadecoches.com). Esto se debe a que desde el punto de vista SEO, el uso de palabras clave en el dominio era un factor de posicionamiento. Sin embargo, hoy en día ya no es así, por lo que lo más recomendable es utilizar el nombre de tu negocio, ya que es una forma de construir tu propia marca.

Otra decisión importante es la elección del llamado Top-level domain (TLD). Esto es, necesitamos definir si nuestro dominio será .es, .com, .org;,.edu… Para ello debemos tener en cuenta el tipo de organización y el mercado al que vamos a dirigirnos. Si nuestro negocio se centra únicamente en el territorio español (bien sea a nivel nacional o nivel local) es recomendable usar un .es; desde el punto de vista SEO, en búsquedas locales las extensiones geográficas de dominios (como .es) se valoran mejor que los dominios genéricos como .com o .net. Por el contrario, si tenemos previsión que nuestro negocio pueda salir a otros mercados usaremos un .com; una opción bastante utilizada es comprar ambas extensiones (si están disponibles) y redirigir aquella que no utilicemos hacia la que sí demos uso. Así también protegemos nuestra marca.

Últimamente han surgido los llamados dominio temáticos .hotel, .tienda, .abogado… si bien son dominios muy segmentados hacia un mercado concreto, desde el punto de vista SEO aún no está probado que posean ningún beneficio con respecto a los habituales dominios territoriales o genéricos.

A la hora de realizar la compra de nuestro dominio también deberemos decidir el tiempo por el cual realizamos esa compra. Es recomendable, a no ser que vayamos a utilizarlo para una campaña muy puntual, realizar la compra del dominio por el mayor tiempo posible, ya que es un factor de confianza que tienen en cuenta buscadores como Google a la hora de posicionar tu web.

Otro aspecto a considerar es la edad y reputación del dominio. Si el dominio elegido había sido usado anteriormente por otro sitio web es recomendable asegurarse de que no está incluido en ninguna ‘black list’  que más adelante pueda darnos problemas. La parte positiva de utilizar un dominio que se ha usado anteriormente es que los buscadores tienen en cuenta la edad del mismo como un factor de posicionamiento, por lo que en este aspecto tendremos algo ganado.