Las Cámaras de Comercio trabajan desde hace años en fomentar la integración de la innovación en la gestión empresarial del tejido empresarial español, hasta convertirla en herramienta estratégica que logre un crecimiento sostenido y mejorar así la competitividad de las PYME españolas.

Una empresa sostenible es aquella que crea valor económico, medioambiental y social a corto y largo plazo contribuyendo al aumento del bienestar y al auténtico progreso de las generaciones presentes y futuras.