14Mar2016

Incubadoras de proyectos empresariales en las que podrás ver nacer tu negocio y disfrutar de ventajas.

Los viveros de empresa son oportunidades excelentes para cualquier emprendedor que decida iniciar su propio negocio. Crear una empresa requiere, a menudo, de una serie de recursos difíciles de alcanzar y que te facilita un vivero, tales como unas oficinas a un precio más asequible, salas de reunión e incluso algunos ofrecen un servicio de consultoría empresarial. En definitiva, una serie de servicios que aportan un valor añadido y permiten a las empresas crecer y consolidarse. Hoy te explicaremos qué es un vivero de empresa y dónde puedes encontrar algunos de ellos para mejorar tu desarrollo empresarial.

Antes de entrar en materia, conviene puntualizar que los viveros de empresa son estructuras impulsadas por instituciones (públicas o privadas) que ofrecen a los emprendedores apoyo para sacar adelante su proyecto empresarial. También se conocen con el nombre de “incubadora de empresas”, o “incubadora de negocios”, ya que la idea es proteger bajo su paraguas a las empresas de nueva creación.

Entre el 70 y 90% de las empresas nacidas en un vivero continúan su actividad después de dejarlo, según un estudio realizado por Funcas (Fundación de Cajas de Ahorro) y suponen un importante estímulo para quienes se instalan allí. A fin de cuentas, hablamos de disponer desde el primer día de un lugar de trabajo equipado con todo el mobiliario y con servicios como teléfono e internet, lo que implica un ahorro de costes que, de no ser por estas organizaciones, impediría el nacimiento de muchas pymes.

Los viveros de empresa ofrecen, por tanto, la posibilidad de enfocar los esfuerzos del emprendedor en el desarrollo de su proyecto al reducir sus costes fijos. Eso sí, también hay un límite de permanencia que suele oscilar entre los dos y tres años, ya que se espera que en ese periodo de tiempo la empresas acaben trasladándose a sus propias instalaciones.

Pero más allá de la infraestructura y del ahorro del alquiler de un local, los viveros de empresas ayudan a los emprendedores a insertarse en un ecosistema propicio en el que las diferentes iniciativas empresariales se apoyan y ayudan entre ellas. La inclusión en un ambiente motivador lleno de sinergias positivas o la facilidad de hacer contactos son sólo algunas de las ventajas no tangibles que los “viveristas” (así se llaman ellos mismos) mencionan. A estas ventajas se le pueden sumar una serie de servicios que se prestan desde algunos viveros, como: orientación para la internacionalización del negocio, el acceso a instrumentos de financiación o la formación y el asesoramiento empresarial.

Otra ventaja de sumergirse en el mundo de un vivero es la de estar siempre informado sobre los diferentes foros, cumbres y eventos de emprendedores, de manera que es fácil estar al tanto de las novedades del mundo emprendedor para no perder detalle.

Y llegados a este punto sabemos qué idea ronda por tu mente: “Si tan beneficioso es nacer en un vivero, ¿dónde puedo encontrar uno?”

Desde 1999 la Fundación INCYDE (Instituto cameral para la Creación y Desarrollo de la Empresa), dependiente de las Cámaras de Comercio, fomenta el espíritu emprendedor a través de una red de viveros distribuida por toda España. Un total de  137 viveros de los que se han beneficiado 2.827 empresas de las cuales aproximadamente 1.100 residen en sus 1.627 oficinas abiertas. Ello ha ayudado a crear un total de 6.530 puestos de empleo.

Ávila, Málaga, Algeciras, Avilés, Badajoz… en el siguiente enlace puedes encontrar tu vivero más cercano e informarte. Ya lo sabes, si necesitas apoyo para que tu proyecto empiece a dar sus primeros pasos, aprovecha las ventajas que te ofrece un vivero de empresas.