23Nov2016

En una situación de globalización económica como la actual, donde la competitividad es un factor clave para la subsistencia y crecimiento de las empresas independientemente de su tamaño y sector de actividad. El uso de las nuevas tecnologías y el aprovechamiento de las oportunidades que brinda Internet se constituyen en factores clave para la mejora continua de los procesos de la empresa, especialmente de las pymes.

En este sentido, el imparable crecimiento de los servicios en la nube –cloud computing– y la movilidad han ayudado definitivamente a democratizar el acceso a la tecnología por parte de las pymes. Esto es, les han permitido incorporar en sus procesos de negocio soluciones que antes estaban solamente al alcance de empresas de mayor tamaño, con mayores presupuestos y nivel de capacitación.

Las Administraciones Públicas, en todos los niveles –administración general, autonómica y entidades locales–, son conscientes de la necesidad de contribuir a mejorar la relación con los ciudadanos y las empresas para que sea más ágil, eficaz y eficiente. Por ello, llevan tiempo fomentando el impulso de la administración electrónica, entendida como la prestación de sus servicios a través de Internet.

En la actualidad, el catálogo de trámites que las empresas pueden gestionar con las Administraciones Públicas es muy amplio y abarca prácticamente todos los ámbitos posibles de relación:

  • Gestión de autorizaciones y licencias.
  • Solicitudes de ayudas y subvenciones.
  • Pago de tributos y sanciones.
  • Trámites con la Seguridad Social.
  • Inscripción en registros públicos.
  • Acceso a oportunidades de contratación.
  • Etc.

Gracias a esta práctica, las empresas pueden aprovechar las múltiples ventajas que el uso de las nuevas tecnologías y de Internet supone para la mejora de su competitividad en el marco de su relación con las Administraciones Públicas, entre las que caben destacar:

  • Ahorro de tiempo y costes relacionados con desplazamientos.
  • Flexibilidad de horarios, ya que las oficinas virtuales, o sedes electrónicas, están abiertas 24 horas los 365 días del año y son accesibles desde cualquier lugar.
  • Inmediatez, dado que los trámites se pueden realizar en breve espacio de tiempo.
  • Mayor simplicidad, puesto que el uso de la administración electrónica evita aportar documentación que ya obra en poder de la Administración.
  • Reducción de las cargas administrativas, a través de la mejora de los procedimientos burocráticos.

La Cámara de Comercio de España y la Red de Cámaras de Comercio territoriales, desde su firme compromiso con la mejora continua en la prestación de servicios y la competitividad del tejido empresarial, pondrán en marcha a partir del próximo mes de noviembre su sede electrónica. A través de ella, las pymes podrán acceder a las convocatorias de ayudas en los ámbitos de formación y emprendimiento, innovación, nuevas tecnologías o internacionalización de forma totalmente telemática.

Desde estas oficinas virtuales, de manera sencilla, y sin necesidad de desplazamientos, las pymes podrán:

  • Acceder a las convocatorias de líneas de ayuda habilitadas por las Cámaras de Comercio en cada momento.
  • Solicitar las ayudas mediante la cumplimentación de sencillos formularios y el aporte de la documentación requerida.
  • Recibir notificaciones relativas al proceso de tramitación de la ayuda.
  • Realizar cualquier tipo de consulta o comunicación con la Cámara de Comercio correspondiente.

Para ello el único requisito es que la pyme disponga de conexión a Internet y de un certificado digital que garantice la identidad de quien realiza el trámite y le habilite para firmar electrónicamente, dotando así de confianza y garantías a todo el proceso.

Si su empresa no dispone de un certificado digital, las Cámaras de Comercio, a través de su autoridad de certificación Camerfirma, le ayudarán a conseguirlo de manera que su empresa pueda acceder a todas las ventajas que supone el uso de la administración electrónica.

Con esta iniciativa las Cámaras de Comercio, contribuirán activamente a la mejora de la competitividad de nuestro tejido empresarial, especialmente de las pymes.

 

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter