23Nov2018

¿Sabes lo que es un CRM? ¿Conoces qué usos puede darle una pyme o una gran empresa? En la actualidad, departamentos de ventas, equipos de marketing, ventas, recursos humanos e incluso CEOs de una compañía, llevan a cabo gran parte de la gestión de los datos a partir de esta herramienta tecnológica. Descúbrela a continuación.

Cuando hablamos de un CRM (Customer Relationship Management, o “Gestión de las relaciones con clientes”) nos referimos a una aplicación que permite centralizar en una única base de datos todas las interacciones entre una empresa y sus clientes. De esta forma, podemos anticiparnos y responder a las necesidades de nuestros clientes, logrando así estrechar los vínculos entre ambas partes.

En general, existen dos tipos:

  1. CRM online: es aquel que se ubica en la nube, es decir, se gestiona a través de una aplicación de Internet por medio de sistemas remotos.
  2. CRM on-premise: aquel que está localizado en la propia empresa. Precisa de un servidor y de equipo de TI propia. 

En la siguiente tabla podemos observar las diferencias entre uno y otro:

 

CRM online

CRM on-premise

Ventajas:

- Accesible 24 horas al día, 7 días  a la semana

- Accesible desde cualquier lugar y dispositivo móvil

- La inversión inicial es mínima

- No requiere mantenimiento del servidor y las actualizaciones son automáticas

- Acompaña con seguridad el crecimiento de la empresa

- Mayor control del servidor por los equipos de TI

Desventajas:

- Depende de la conexión a Internet, pero puede sincronizar con datos offline

- Falta de energía puede causar retraso en el uso del sistema

- Costes iniciales con configuración e instalación son extremadamente altos

- Es necesario contratar un equipo de TI para gestionar el servidor y realizar mantenimiento

- Menos flexible y las actualizaciones pueden ser caras

 

 

Fte: salesforce.com

Además, en términos generales, implementar un Sistema CRM en nuestra pyme nos ofrece las siguientes ventajas:

  • Datos unificados y actualizados: gracias a este sistema todos los datos relativos a la empresa (clientes, facturación, histórico de ventas…) quedan unificados en un mismo punto de fácil acceso.
  • Campañas dirigidas y personalizadas: gracias a los beneficios del Big Data, podemos segmentar y dirigir nuestras campañas publicitarias a partir de los datos obtenidos, en forma de gustos e intereses, de nuestros clientes.
  • Mayor fidelización de clientes: la capacidad de ofrecer un trato personalizado a partir de la gestión de los datos nos permite generar relaciones más estrechas, lo que se traduce en una mayor fidelización.
  • Automatizan funciones y están adaptados al nuevo RGPD (Reglamento General de Protección de Datos): los sistemas CRM actuales están adaptados al RGPD, lo cual nos permite ahorrar tiempo gracias a la automatización de determinadas funciones de nuestra empresa. 
  • Fácil de utilizar: este tipo de herramientas suelen tener una interfaz intuitiva que permiten al usuario extraer conclusiones de manera sencilla y directa.

Como vemos, implementar un sistema CRM puede ayudarnos mucho en la gestión de los clientes y potenciales clientes de nuestra empresa: en la toma de decisiones, resolución de retos de nuestro día a día, lanzamiento de campañas, captación de leads… Sin embargo, el éxito lo encontraremos en nuestra capacidad para extraer conclusiones de valor aplicables a nuestra estrategia. 

Si eres una pyme, emprendedor o autónomo y tienes dudas sobre cómo llevar a cabo tu estrategia de innovación o marketing online, los programas InnoCámaras y TICCámaras te interesan. Te aportarán la solución que necesitas para mejorar la competitividad de tu negocio. 

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter