26Sep2017

Con el fin de potenciar el sistema de Formación Profesional e involucrar a las pymes en él, la Cámara de España participa, junto a otras 15 cámaras de comercio europeas, en el proyecto Apprenticeship Coaches for SME (AC4SMES) coordinado por Eurocámaras.

El fin último de la implantación de un sistema de Formación Profesional Dual es la mejora de la cualificación profesional de los jóvenes y contribuir así a la reducción de la tasa de desempleo juvenil. Para lograrlo, se necesitan modelos sistemáticos que establezcan nexos de comunicación entre los centros de formación y la empresa, que en España, a pesar del notable incremento en los últimos años de acciones puntuales en este sentido, no existen. Además, la estructura productiva de España y el tamaño de su tejido productivo (99,8% de pymes) hace necesario realizar esfuerzos añadidos para lograr el compromiso de las empresas y que dediquen recursos a la formación dentro de la compañía. En este sentido (como ocurre en Europa) el papel de las cámaras de comercio es primordial para conseguir el nexo de unión entre dos mundos tan distintos pero tan complementarios para obtener la cualificación.

Disponer de un sistema de Formación Profesional Dual robusto, que consiga la inserción del alumnado en el mundo laboral durante el periodo de formación, requiere de los siguientes elementos:

  • Cooperación estrecha entre las Administraciones (laborales, educativas, nacionales y autonómicas), las empresas, los centros formativos y los agentes sociales.
  • Búsqueda constante de la calidad en la cualificación, lo que implica la participación de empresas idóneas en el proceso y que la formación impartida se adapte a las necesidades empresariales.
  • Existencia en las empresas de tutores cualificados, tanto profesional como pedagógicamente (didáctica y metodología) que acompañen al alumno/aprendiz durante todo el proceso para alcanzar la cualificación.
  • Realización de una evaluación continua y exhaustiva de todo el sistema.

Por su amplio conocimiento del tejido productivo, por su funcionamiento en red estructurado en más de 400 puntos de apoyo y por su amplia experiencia en la coordinación de las prácticas en empresas para los alumnos de Formación Profesional, las cámaras tienen capacidad para desarrollar las siguientes tareas generales:

  • Coordinar el sistema, dar información y ofrecer recomendaciones para el buen funcionamiento del mismo.
  • Facilitar la conexión de los centros formativos con las empresas y apoyar a éstas en aspectos técnicos, pedagógicos, etc.
  • Ofrecer servicios, documentación, formación y materiales formativos para los tutores de empresa.
  • Contribuir a mejorar las condiciones legales y prácticas de la formación profesional dentro de la empresa.
  • Transmitir las inquietudes o necesidades de las empresas a los poderes públicos de decisión en cuestiones de política educativa o formativa.
  • Evaluar la calidad del sistema y la consecución de los objetivos del mismo.

Con el fin de potenciar el sistema de Formación Profesional e involucrar a las pymes en él, la Cámara de España participa, junto a otras 15 cámaras de comercio europeas, en el proyecto Apprenticeship Coaches for SME (AC4SMES) coordinado por Eurocámaras.

Este proyecto creará una plataforma europea de referencia y de acceso gratuito con las herramientas necesarias y de apoyo a las pymes, centros educativos y cámaras de comercio en el proceso de reclutamiento de jóvenes aprendices con talento y, por supuesto, durante su proceso de formación en empresa.