19Feb2020

Una de las mejores inversiones que hacen las empresas para aumentar su productividad, su competitividad y mejorar la cualificación de los empleados es apostar por la formación empresarial. Ésta permite que los trabajadores adquieran nuevos conocimientos y habilidades y se adapten a los últimos avances en su sector, como nuevas tecnologías o nuevas técnicas de trabajo. En definitiva, la formación continua no sólo mejora el rendimiento de la empresa, sino que también sirve como reclamo para atraer a los mejores profesionales y retener el talento.

El sistema de formación es uno de los pilares de la cultura organizacional de las empresas modernas por todo lo que aporta a los trabajadores y al negocio. Para ambos constituye la mejor inversión para enfrentar los retos del futuro.

Ventajas de la formación para las empresas

Existen grandes ventajas para las empresas que se preocupan por la formación de sus trabajadores. Las empresas que utilizan programas de formación tienen mayores posibilidades de:

  • Adaptar la empresa a las últimas tendencias del mercado, incorporando las nuevas tecnologías y sistemas de gestión y organización.
  • Aumentar las ventajas competitivas de la empresa.
  • Facilitar la consolidación de la misión, cultura y valores de la empresa.
  • Mejorar la productividad, la competitividad y la rentabilidad de la empresa.
  • Incrementar la calidad de los productos y servicios.
  • Favorecer la investigación e innovación en nuevos productos.
  • Permitir la realización de cambios de estructura en la organización.
  • Contar con trabajadores polivalentes en la empresa.
  • Aplicar las estrategias de gestión del talento.
  • Potenciar los procesos de gestión de calidad de las empresas.
  • Mejorar la motivación laboral y el compromiso de los trabajadores.
  • Optimizar el uso de las aplicaciones y programas.
  • Retener el talento.

Ventajas de la formación para los empleados

  • Los trabajadores que reciben formación empresarial disfrutan de grandes beneficios que enumeramos a continuación:
  • Reciclar y actualizar conocimientos, habilidades y destrezas.
  • Favorecer la integración social del trabajador.
  • Aumentar la satisfacción, motivación y participación de la plantilla.
  • Promover el uso de las nuevas tecnologías y adaptarse a la transformación digital.
  • Incrementar la seguridad en el empleo.
  • Disminuir el número de accidentes laborales.
  • Empoderar al trabajador para asumir responsabilidades, tomar decisiones eficientes y resolver problemas.
  • Mejorar la eficiencia de los trabajadores en sus puestos trabajo y en los procesos de producción.
  • Incrementar la posibilidad de ascenso y mejores condiciones laborales para los trabajadores.

¿Cómo introducir la formación bonificada en tu empresa?

Para que las empresas y los trabajadores puedan beneficiarse de las ventajas que proporciona el sistema de formación continua y alcanzar los objetivos deseados, es necesario cumplir ciertas condiciones:

  1. El plan de formación debe integrarse en la estrategia de la empresa.
  2. Debe contar con el respaldo y compromiso de la dirección de la empresa y de los trabajadores.
  3. Debe adaptarse a la realidad de la empresa.
  4. El plan deberá realizarse en función de ciertas bases necesarias para su correcta elaboración, como la identificación de las necesidades reales de los empleados, la fijación de los objetivos y la determinación de la metodología que se procederán a utilizar.

¿Qué necesita una empresa para aprovechar la formación bonificada?

En función del número de trabajadores, a la empresa le corresponde un porcentaje de las cotizaciones a la Seguridad Social para formar a sus empleados. Por ello, cuanto mayor sea el número de trabajadores, mayor será la cantidad disponible. Asimismo, la formación bonificada permite invertir esas cotizaciones en formación.

Los requisitos que tienen que cumplir las empresas son:

  • Disponer de crédito formativo. Puedes consultar más información en la web de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE).
  • Constar como dada de alta en el Registro Mercantil durante el periodo que dure el curso.
  • Tener al corriente los pagos a Hacienda y a la Seguridad Social.

Beneficios de la formación continua para la transformación digital de las empresas

La transformación digital y las nuevas tecnologías han supuesto un cambio en los métodos de trabajo, en los puestos y en la gestión empresarial. En este sentido, ha impulsado que las pymes introduzcan nuevos programas, aplicaciones o máquinas para adaptarse a la Industria 4.0. Para más información sobre la importancia de digitalizar tu negocio, consulta la web de España Empresa Digital.

Por otro lado, tu Cámara de Comercio más cercana te informará de la oferta formativa más adecuada a tu perfil con el objetivo de mejorar tus conocimientos en competencias lingüísticas, digitales, idiomas y de cualificación del sector en el que estás interesado. De esta manera, podrás adaptarte fácilmente a las nuevas técnicas y procesos de tu puesto de trabajo desde el primer día. En este sentido, el Programa Integral de Cualificación y Empleo te ayuda a incorporarte al mercado laboral y te ofrece diferentes opciones para tu capacitación en un puesto de trabajo, así como oportunidades de movilidad internacional.

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter