18Mayo2020

Desde siempre, comunicarse y relacionarse ha sido algo fundamental tanto a nivel personal como profesional. Pero la sociedad global en la que vivimos hace que muchas veces esta comunicación no sea presencial, sino telemática.

En el caso de la formación ocurre lo mismo. Hemos pasado de formarnos presencialmente -en un aula o un taller- a hacerlo digitalmente, bien por preferencia, por lejanía a la fuente de información -si estudias en una universidad extranjera a distancia, por ejemplo- o bien porque las circunstancias no lo permitan, como es ahora el caso por la crisis sanitaria en la que estamos inmersos. Es aquí donde surgen con más fuerza que nunca los webinars. 

Un webinar es un contenido formativo (conferencia, seminario, curso, taller) en formato vídeo sobre un tema especializado que se transmite online y, normalmente, en directo, aunque también puede ser grabado previamente. 

Además, una de las características principales es que debe permitir la participación de la audiencia mediante comentarios, preguntas o simplemente interactuando entre emisores y receptores. Así, los webinars permiten a las empresas generar eventos interactivos con sus clientes en cualquier parte del mundo y generar lazos de unión y confianza con ellos. 

¿Cómo crear un webinar? 

  1. Elige un tema atractivo, ameno y dirigido a tu público objetivo.
  2. Decide el ponente o los ponentes. Establece un plan de intervención: monólogos, mesas redondas, entrevistas, preguntas del público, etc. para poder estructurar la agenda.
  3. Elige un proveedor que encaje con lo que necesitas, que te permita tener una URL de registro y que admita que la audiencia intervenga. Existen multitud de aplicaciones tanto de pago como gratuitas que te ofrecen diferentes formatos. Google Hangouts, WebEx, Teams, GoToWebinar, InstaWebinar o Zoom son algunas de ellas.
  4. Crea una página en tu site (landing page) para informar sobre el webinar y, si quieres que el público formule preguntas previas o sugerencias sobre lo que le gustaría aprender en la sesión, habilita un espacio o formulario para ello. Esto te ayudará a conocer a tu audiencia y a conocer qué quieren saber sobre el tema que has elegido.
  5. Difunde el webinar durante los días previos en tu web, informa del webinar por email y publícalo en redes sociales para que tu público objetivo pueda inscribirse. 

Algunos consejos: 

  • La duración aproximada no debería ser superior a 45 minutos. Al finalizar podrás dedicar 15 minutos para resolver dudas. 
  • puntual con la hora de inicio y finalización.
  • Si vas a emitir en directo, haz varias pruebas previas, cuenta con algún “plan B” por si algo falla y recuerda grabar tu webinar para poder utilizar el contenido después.
  • Haz un esquema de lo que quieres decir y comunica con naturalidad para generar confianza con el público.
  • No es recomendable que leas ni que te apoyes leyendo diapositivas durante todo el vídeo. Comienza presentándote, introduce el tema, explica el programa que tienes previsto y… ¡adelante!
  • Recuerda silenciar el micrófono de todos los participantes o solicitar que lo hagan para que no haya interferencias durante tu intervención o la participación de otros en el turno de preguntas.  
  • Si vas a promocionar algún producto o servicio, es mejor que lo dejes para el final. Te aconsejamos que ofrezcas enlaces para obtener más información sobre ellos.
  • Al finalizar, envía un correo electrónico de agradecimiento a todos los asistentes e incluye en él el enlace para verlo de nuevo si lo publicas en la web o en alguna otra plataforma. 

Para más información sobre la importancia de digitalizar tu negocio, consulta la web de España Empresa Digital.

 

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter