07Mayo2019

El currículum vitae es nuestra carta de presentación ante una empresa que se encuentre en búsqueda de talento. Según los expertos, un responsable de personal tarda aproximadamente unos 6 segundos en decidir si eres apto tras mirar tu CV.

1. Construye tu CV en función del puesto al que aspiras

Personaliza tu CV y adáptalo a lo que está buscando la empresa, porque será el reflejo de tu marca profesional. Investiga sobre la compañía y visita su web para averiguar los objetivos y los valores que promueve.

2. Destaca tus cualidades, pero nunca mientas

Debes ser honesto, ya que tu CV será utilizado para estructurar la futura entrevista. Resalta tus habilidades y tus puntos fuertes. Si mientes, ten en cuenta que las probabilidades de que lleguen a darse cuenta son altas y tu imagen quedará dañada.

3. Tu CV no debe ser muy largo

Esto puede ser complicado si tienes mucha experiencia, pero solamente debes incluir la información relevante para el puesto. Lo ideal es estructurar la información en una sola hoja pero de forma clara y atractiva a la vista.

4. Usa espacios en blanco para dirigir la mirada hacia puntos específicos

El personal de recursos humanos dedicará unos pocos segundos a valorar tu currículum, así que ponle las cosas fáciles.

5. Utiliza viñetas para resaltar funciones, responsabilidades o logros

Debajo de cada trabajo realizado, especifica las funciones o logros con cuatro o cinco viñetas. No uses frases enteras, debes limitarte a escribir lo justo y necesario. Así tendrán una idea clara de las tareas que has desarrollado en tus anteriores experiencias laborales.

6. Incluye la información académica de forma breve

Incluye solamente la información académica relevante para el puesto: nombre del centro, el título y el año de graduación. Si eres un recién graduado, puedes añadir trabajos de fin de grado o aspectos significativos para la posición a la que aspiras.

7. No es necesario que menciones referencias

No facilites esa información a no ser que te la pidan. Así te dará tiempo a avisar a tu antiguo jefe/a y poder ponerle al día.

8. Utiliza un CV cronológico

Consiste en ordenar los datos del más reciente al más antiguo, es el formato más usado y el más aceptado.

Otros puntos a tener en cuenta

  • Redacta de manera clara, concreta y concisa
  • Revísalo para que no tenga errores ni faltas de ortografía
  • Encuentra una plantilla de CV que se adapte a tus necesidades
  • Destaca los titulares y aspectos más importantes

¿Eres joven y buscas mejorar tu empleabilidad? Con el Programa integral de cualificación y empleo te ayudamos a incorporarte al mercado laboral. Te ofrecemos diferentes opciones para tu capacitación en un puesto de trabajo y oportunidades de movilidad internacional

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter