28Mar2017

Promover la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas es uno de los ejes de actuación de la Cámara de Comercio de España. En este sentido, Leonard Pera, director general de Open-Ideas, nos habla de la importancia de las exportaciones como motor de crecimiento de la economía.

El año 2016 cierra con un excelente comportamiento en el sector exterior.  Las exportaciones de bienes han superado los 250.000 millones de euros mientras que las importaciones se han controlado sorprendentemente, disminuyendo su peso en una coyuntura de crecimiento económico. Parece que se consolida este nuevo escenario donde el crecimiento económico no va unido a un auge extremo de las importaciones y que por fin nuestra demanda interna puede suponer un acicate para las ventas nacionales.

A nivel de balanza exterior, los servicios y por supuesto el turismo siguen acompañando esa tendencia y dando saldos positivos. De esta manera, hemos iniciado 2017 con unas perspectivas extraordinariamente buenas en cuanto a consolidación del crecimiento económico apoyado por un sector exterior dinámico.

Otro aspecto a destacar es la ampliación de los focos de exportación. Si Cataluña y Valencia eran y siguen siendo las principales comunidades exportadores, se está produciendo una diversificación de los orígenes exportadores. Castilla y León y Galicia son las comunidades que más crecen ampliando el espectro no solo geográfico sino también el tipo de empresas. Como siempre la regla 80/20 (grandes empresas y pymes, respectivamente) seguirá vigente en el 2017, pero se aprecia un incremento del papel internacional de las pymes acorde con el peso que tienen en la economía española.

En el caso de Cataluña, y en concreto de la zona de Lleida, nos encontramos con un escenario irregular. Las ventas de servicios siguen jugando un papel relevante pero la venta de productos, principalmente hortofrutícolas, se encuentran ante un escenario de incertidumbre. El impacto de las sanciones de Rusia por el rol de la Unión Europea en el conflicto en Ucrania está afectando negativamente a las ventas de productos hortofrutícolas en este importante mercado: pero más allá de lo que ya se había previsto, se ha hecho evidente que muchas de las exportaciones a países del Este eran en realidad exportaciones a Rusia vía terceros países. Cuestión que ha provocado que el efecto de esas sanciones sobre nuestro sector exterior haya sido mayor de lo esperado.

La ampliación de los mercados de destino es una asignatura pendiente que no puede esperar más a ser atajada y es imprescindible aumentar la presencia en los mercados que tendrán mayor crecimiento de aquí al 2050, como es el caso de Asia o  los países del Golfo donde la presencia española es residual.

Durante los próximos años América Latina aumentará su importancia en nuestro sector exterior, ayudada por una estabilidad política y un crecimiento sostenido con la duda eterna de si Brasil conseguirá ajustar sus problemas estructurales y convertirse en la potencia económica que necesitamos para dinamizar el mercado americano, tan importante para nuestras exportaciones.

Las políticas de Trump y la amenaza de freno al comercio mundial parece que están teniendo efecto incluso antes de verse aplicadas y por primera vez el PIB mundial crece casi al doble de un comercio internacional que empieza a renquear. El reto para nuestras empresas será poder ocupar espacios que Estados Unidos deje vacíos, si llega el caso de que las políticas aislacionistas americanas terminan abriéndose paso.

Si quieres profundizar en el tema, la Cámara de Lleida impartirá un curso sobre marketing online internacional donde podrás conocer cómo mejorar tu presencia en mercados extranjeros.

Leonard Pera, director general de Open-Ideas

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter