07Jun2017

La economía vietnamita está creciendo a tasas superiores al 6% y, de acuerdo con las previsiones de los organismos internacionales, seguirá haciéndolo en los próximos años, con una inflación y un déficit público bajo control.

Vietnam, situado en Asia sudoriental, tiene una superficie de 330.967 Km2, una población de 92.683.000 personas y una densidad de población de 280 habitantes por Km2. Su capital es Hanói y su moneda, el dong.

La economía vietnamita está creciendo a tasas superiores al 6% y, de acuerdo con las previsiones de los organismos internacionales, seguirá haciéndolo en los próximos años, con una inflación y un déficit público bajo control.

Programa de reformas:

El gobierno de Vietnam ha puesto en marcha un ambicioso programa de reformas económicas que fortalecerá su competitiva industria manufacturera y hará más equilibrado y sostenible su modelo de crecimiento.

La mejora en la gestión de las inversiones públicas, el saneamiento del sistema crediticio o la reestructuración de su sistema de empresas públicas son algunas de las medidas que figuran en su agenda de reformas.

La estrategia de desarrollo socioeconómico del gobierno vietnamita para esta década presta una especial atención no solo a estas reformas, sino también a la sostenibilidad medioambiental, la equidad social y la estabilidad macroeconómica. Asimismo, apuesta por perfeccionar el modelo productivo a través de mayores inversiones en formación profesional, mejora del funcionamiento de los mercados y el desarrollo de infraestructuras.

Vietnam ejerce la apertura comercial como motor del desarrollo. Con una tasa de apertura de en torno al 165%, ha logrado situarse en una posición cada vez más privilegiada en las cadenas globales de valor de determinados sectores de futuro. También está impulsando un emergente sector turístico y de gran futuro que atrae ya a ocho millones de visitantes extranjeros cada año.

La estabilidad política y de seguridad que existe actualmente en Vietnam conforman un entorno de negocios positivo y el gobierno vietnamita ha puesto en marcha incentivos para atraer a la inversión extranjera a su país.

Acuerdo UE-Vietnam:

Fruto de ese compromiso con la apertura es la conclusión del acuerdo de libre cambio entre Vietnam y la Unión Europea, que solo está pendiente de ratificación y que se espera que entre en vigor el año próximo. Su puesta en marcha permitirá suprimir un buen número de las barreras que ahora existen en materia arancelaria, de acceso al mercado de servicios, de inversiones directas o en el acceso a la contratación pública.

Muestra de  la apuesta del gobierno vietnamita por el libre cambio y su rechazo al proteccionismo el Comunicado Final de la reunión de ministros de Comercio de la APEC que se celebró en Hanói en el mes de mayo de este año. En este encuentro, los ministros apostaron por seguir avanzando en el proceso de crear una gran zona de libre cambio en Asia-Pacífico, aún tras la reciente retirada de Estados Unidos del acuerdo TPP.

Presencia española:

Aunque la presencia española en ese país es aún limitada, sí ha habido empresas que han participado en proyectos como la construcción de autovías, refinerías, control aéreo, la línea de metro e Ho Chi Minh, una planta térmica y tratamiento de aguas.

Oportunidades de negocio:

Según anunció el viceprimer ministro de Vietnam, Pham Binh Minh, durante el encuentro empresarial que organizaron la Cámara de Comercio de España, ICEX y CEOE, su país necesita grandes inversiones hasta el año 2030, especialmente en:

  • Construcción de carreteras
  • Aeropuertos
  • Puertos
  • Transporte público
  • Líneas ferroviarias
  • Gestión de aguas

Más información en el Informe económico y comercial de Vietnam

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter