04Dic2017

Uzbekistán es un país rico en recursos, que se enfrenta al reto de mejorar las infraestructuras y su desarrollo industrial y tecnológico. Hoy, en #BlogCámara, analizamos las posibilidades de negocio en este país.

La República de Uzbekistán es un país situado en Asia Central. Limita al noroeste y al norte con Kazajistán, al sur con Afganistán, al noreste con Kirguistán, al sureste con Tayikistán y al suroeste con Turkmenistán.

Junto con Liechtenstein, es uno de los dos únicos países doblemente aislados del mar, es decir, que uno desde Uzbekistán tiene que atravesar varias fronteras para tener salida al mar.

Es el país más poblado de Asia Central. Sus 29 millones de habitantes, concentradas en el sur y este del país, son casi la mitad de la población total de la región.

Crecimiento económico:

Actualmente, Uzbekistán es un mercado atractivo para las empresas españolas. Cuenta con una de las economías más dinámicas de la región, rica en recursos naturales y que crece a tasas del entorno del 8% anual.

Su gobierno está comprometido con una ambiciosa agenda de reformas estructurales que tienen por objetivo mejorar la competitividad de su sistema productivo y potenciar su modelo de crecimiento.

La liberalización, la apertura comercial, la reducción de cargas burocráticas y la mejora del clima de negocios para la inversión son algunas de las principales palancas sobre las que se apoya la política reformista del gobierno. El objetivo de alcanzar la convertibilidad plena de la moneda en 2019 y la eliminación del control de cambios son muestra de ese compromiso liberalizador.

Oportunidades de negocio:

El gobierno uzbeko ha puesto en marcha además un ambicioso programa de inversiones en infraestructuras y privatizaciones que ofrecerá numerosas oportunidades a los inversores extranjeros. 

Empresas españolas como Maxam o Talgo ya están presentes en ese mercado y su experiencia ha sido muy exitosa en ese prometedor mercado. 

Aunque Uzbekistán es un país rico en recursos, se enfrenta al reto de mejorar las infraestructuras y su desarrollo industrial y tecnológico, y busca colaboración de empresas como las españolas que puedan transferir conocimiento para poner ne marcha proyectos conjuntos.