23Jun2017

Japón negocia actualmente con la Unión Europea un ambicioso acuerdo de libre comercio, que contribuirá a una mejora sustancial de las condiciones de acceso mutuo a los mercados y cuya conclusión se espera para los próximos meses.

El archipiélago japonés, situado en el océano Pacífico, al nordeste de Asia, se extiende de norte a sur, en forma de arco, a lo largo de casi 3.000 km.  Está formado por cuatro grandes islas, Hokkaido, Honshu, Shikoku y Kyushu, a las que se suman otras de mucho menor tamaño. Tiene una población de 126,83 millones de personas y una densidad de 335, 6 habitantes por Km2.

La economía japonesa, después de años con resultados muy positivos, entró en una fase de crecimiento económico muy bajo y una preocupante deflación entre los años 1999 y 2009. Todos los intentos de estimular la economía a través de medidas fiscales y monetarias no produjeron ningún resultado y durante esos años el PIB en términos reales registró un crecimiento de tan sólo un 0,9%, mientras que las economías de Estados Unidos o Alemania crecían a un ritmo del 2,9% y el 1, 4%, respectivamente.

Crecimiento económico:

Actualmente parece que esas dificultades están superadas y se ha reiniciado una fase de crecimiento sólido y sostenible, resultado de la política económica del gobierno de Shinzō Abe. La puesta en marcha de reformas estructurales están permitiendo relanzar la economía nipona a través de mayores niveles de consumo e inversión y una mejor integración de su modelo productivo en el mercado global.

Acuerdo de libre comercio:

Japón negocia actualmente con la Unión Europea un ambicioso acuerdo de libre comercio, cuya conclusión se espera para los próximos meses. El Tratado contribuirá a una mejora sustancial de las condiciones de acceso mutuo a los mercados y supondrá un punto de inflexión en la evolución de los flujos de comercio de bienes, servicios y capitales entre España y Japón que encierran gran potencial, especialmente para las pymes.

Estas circunstancias unidas a un marco político muy estable, un entorno de negocios favorable, una buena dotación de infraestructuras y la existencia de sectores de alto crecimiento potencial para la cooperación empresarial, hacen de Japón un socio de gran interés estratégico para las empresas españolas.

La colaboración económico-empresarial entre España y Japón tiene un enorme recorrido. Japón es el sexto mayor inversor mundial en términos de stock, pero España ocupa todavía el puesto 30 como destino de la inversión japonesa en el mundo. Desde el punto de vista español, Japón ocupa la posición 14 entre los mayores inversores en nuestro país. La inversión española en Japón es aún poco significativa y no refleja nuestro elevado potencial.

Sin embargo, los proyectos de colaboración que se han desarrollado en los últimos años entre empresas de ambos países muestran complementariedades y sinergias. Este es el caso de CAF y Mitsubishi o de Gestamp y Mitsui.

Comité Bilateral Hispano-japonés:

La Cámara de Comercio de España y la Cámara de Comercio de Japón han constituido el Comité Bilateral hispano-japonés que ofrece a las empresas españolas el apoyo logístico y los contactos necesarios para acometer de forma más eficaz sus planes de internacionalización en el país nipón. Está presidido por parte española por José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, y por parte japonesa por Mikio Sasaki, expresidente del Grupo Mitsubishi.

Oportunidades de negocio:

  • Infraestructuras
  • Energías renovables
  • Tecnologías de la información
  • Biotecnología
  • Industria alimentaria
  • Escuelas de negocio

Más información en el Informe económico y comercial de Japón