29Mayo2018

La República Argelina Democrática y Popular, es uno de los cincuenta y cuatro países que forman el continente africano. Su capital y ciudad más poblada es Argel. Está ubicado al norte del continente, limitando al norte con el mar Mediterráneo, al este con Túnez y Libia, al sur con Níger y Malí, al suroeste con Mauritania y al oeste con el territorio no autónomo de Sahara Occidental y Marruecos.

Con 2 381 740 km² es el país más extenso y el noveno más poblado, por detrás de Nigeria, Egipto, Etiopía, República Democrática del Congo, Sudáfrica, Tanzania, Kenia y Marruecos.

La economía argelina está dejando atrás los difíciles cuatro últimos años en que su actividad ha estado lastrada por los bajos precios del petróleo. En un entorno económico poco propicio, el gobierno argelino ha afrontado con decisión la complicada situación económica actuando sobre la mejora del entorno de negocios, revisando las subvenciones a la energía, modernizando el marco de la política monetaria y el mercado cambiario.

Todos estos factores, junto a la recuperación de los precios del petróleo que se está produciendo, permitirán estabilizar y elevar progresivamente las tasas de crecimiento del PIB en los próximos años.

La estrategia del gobierno argelino contempla avanzar hacia un nuevo modelo productivo y un patrón de desarrollo económico y social. La consolidación fiscal, la diversificación de la producción impulsando los sectores no petroleros, la mejora de la gobernanza y de la transparencia o el desarrollo de las infraestructuras de transporte y energéticas forman parte de esta estrategia decidida de política económica y social que llevará a Argelia a evolucionar hacia un modelo de crecimiento más vigoroso, estable, sostenible e inclusivo. La mejora de los servicios públicos, y la lucha contra la pobreza y la exclusión social son otros elementos prioritarios para el gobierno argelino.

El papel del sector privado

El gobierno es también consciente de la necesidad de dar un mayor papel al sector privado en la economía, también a las empresas pequeñas y medianas, para que puedan desplegar su bien conocida capacidad de generación de crecimiento y empleo.

No obstante, es necesario apelar a la experiencia de empresas extranjeras para afrontar muchos de los desafíos a que se enfrenta un proceso de ambiciosas reformas estructurales. Las españolas se encuentran en una magnífica posición para colaborar en esta tarea, dada su posición de liderazgo mundial en un buen número de sectores identificados como prioritarios como energía, agua, transporte, construcción, técnicas agrícolas, alta tecnología, instalaciones industriales o turismo.. Pero solo les será posible desarrollar todo su potencial en un entorno de negocios atractivo, en un marco de creciente apertura y competencia que permita que su acceso a este mercado, tanto de sus bienes y servicios como de sus inversiones, no se enfrente a barreras o restricciones que dificulten su competitividad y capacidad de operar con éxito.

Esta combinación de un gobierno argelino comprometido con las reformas y la modernización de su estructura productiva con una mayor involucración del sector privado nacional y extranjero, y un buen número de empresas españolas que son líderes mundiales en una serie de sectores estratégicos ofrece un gran potencial.

Sectores identificados como prioritarios para la inversión en Argelia

  • Energía
  • Agua
  • Transporte
  • Construcción
  • Técnicas agrícolas
  • Alta tecnología
  • Instalaciones industriales
  • Turismo

Informe económico y comercial de Argelia

¿Te interesan los análisis de mercados de otros países? Consulta el apartado de comercio exterior. Si además quieres internacionalizar tu empresa o exportar, no olvides consultar los programas de las cámara de comercio: Xpande y XpandeDigital

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter