12Ene2021

¿Sientes que el día pasa demasiado rápido y no te da tiempo a hacer todo lo que te gustaría? Vivimos en un mundo dominado por las distracciones, las prisas y el estrés. La sensación de falta de tiempo es una sensación que nos afecta a todos.

En este post te vamos a dar algunos consejos para que puedas gestionar tu tiempo de una manera más eficaz, prestando atención a lo que haces y a cómo lo haces. Además, vamos a contarte cómo priorizar los temas importantes y urgentes para que mejores tus capacidades organizativas, ya sea en tu vida personal o laboral. 

El primer paso es dedicar tiempo a la organización. Enumerar en una lista todas y cada una de las tareas que debes realizar, te ayudará a “sacarlas de tu cabeza” y a poder concentrarte al 100% en la actividad que estés haciendo en cada momento. A este listado lo llamaremos ‘Todas’. Las tareas deben ser acciones como, por ejemplo: “entregar los presupuestos”, “redactar la noticia” o “comprar manzanas en la frutería”. Como ves, son acciones concretas, lo que hace que las puedas delimitar en el tiempo. Si colocas en tu lista temas o bloques de cosas, no podrás estimar el tiempo que te llevarán y no podrás organizar bien tu tiempo. 

El siguiente paso será ordenar las acciones de tu lista ‘Todas’ por orden de prioridad, poniendo en primer lugar las más importantes y las más urgentes, y siguiendo por las menos importantes y no urgentes. 

Una vez las tengas catalogadas, te recomendamos que hagas dos listas más: el listado de ‘Prioridades’, donde estarán aquellas tareas a las que debes dar preferencia en su ejecución (no deben ser más de tres al día) y el listado ‘Hoy’, en el que aparecerán todas aquellas acciones que van surgiendo en el día a día. Deberás realizar las  tareas de esta lista  una vez completadas las actividades prioritarias. Si tienes más tiempo, podrás ir incorporando acciones del listado ‘Todas’ por orden de importancia al listado ‘Hoy’. 

Una vez tengas tus listados preparados, sólo te queda ir ejecutando las acciones en el orden en el que las has colocado y, por último, la mejor parte, ir tachando o marcando como “hechas” las tareas. Este paso es muy importante, ya que repasar todas las actividades realizadas te sirve como reconocimiento personal a un trabajo bien hecho. 

Como tarea al final del día, te recomendamos que repases las listas ‘Hoy’ y ‘Prioridades’, que pienses qué has aprendido nuevo en el día y que reflexiones sobre las interrupciones que has tenido mientras realizabas tus tareas. De esta forma, podrás poner solución a esos “ladrones de tiempo” que hacen que no seas todo lo eficiente que te gustaría. 

¿Eres joven y buscas mejorar tu empleabilidad? Con el Programa Integral de Cualificación y Empleo te ayudamos a incorporarte al mercado laboral. Te ofrecemos diferentes opciones para tu capacitación en un puesto de trabajo y oportunidades de movilidad internacional.

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter