02Sep2021

China, situada en el este de Asia, tiene una superficie de 9.562.910 km2, lo que le convierte en uno de los países más grandes del mundo. Es también el país más poblado, con 1.400.050.000 habitantes y un porcentaje muy bajo de inmigración.

A nivel económico, el sector primario continúa teniendo un peso importante en la economía china: emplea casi un 25% de la población ocupada, aunque su participación en el PIB disminuye cada año. Es un sector de carácter tradicional, muy intensivo en mano de obra, que va evolucionando a medida que se introducen nuevas técnicas de mecanización. Así, su Plan de Desarrollo Agrícola (2019-2025), por ejemplo, busca impulsar la digitalización del campo de forma que las nuevas tecnologías representen al menos el 15% del valor añadido agrícola.

La mayor parte los cultivos son de cereales (84,3%): maíz (41,3 millones de hectáreas), arroz (29,7 millones de hectáreas) y trigo (23,7 millones de hectáreas).

La ganadería se concentra en las estepas del norte y noroeste del país, donde se encuentra la mayoría del ganado bovino y ovino, y donde la superficie de pastos es de, aproximadamente, 220 millones de hectáreas, localizadas .principalmente en Mongolia Interior, Tíbet, Qinghai y Xinjiang.

Por otro lado, China es el primer país pesquero del mundo ya que cuenta con recursos disponibles tanto en sus propias aguas como en múltiples países. La aportación del sector pesquero al sector primario es del 10,1%.

En cuanto a la industria de gran consumo, China es el mayor productor de bienes electrónicos de consumo a nivel mundial. En términos de producción a gran escala, solo la ciudad de Shenzhen alberga más de 4.700 empresas de alta tecnología, 30.000 compañías de ciencia y tecnología y 5.000 integradores de productos y casas de diseño. Respecto a los fabricantes chinos, marcas como Lenovo, Xiaomi, Haier, Hisense y Midea se han establecido en el mercado internacional, aportando un mayor valor añadido gracias al desarrollo de productos tecnológicamente muy avanzados.

En el sector textil, China es uno de los principales productores y el primer exportador mundial. La industria de la confección se localiza principalmente en los clústeres textiles del delta del río de la Perla, en el delta del río Yangtze, en la región del mar de Bohai y en otras ciudades costeras del sureste. Actualmente, el sector se encuentra en un momento de reestructuración y consolidación, reflejando una situación de madurez caracterizada por un crecimiento más moderado y unos costes laborales más elevados.

Respecto al desarrollo del comercio electrónico, el crecimiento en China ha sido exponencial y en la actualidad en torno al 70% de los usuarios chinos realiza compras online, lo que sitúa al país asiático como el primer mercado mundial de comercio electrónico. El desarrollo del e-commerce en China ha venido acompañado de la aparición de empresas como Alibaba, Tencent y JD.com.

Por último, el turismo y la hostelería se han convertido en puntos claves dentro de la economía china ya que el país es un importante destino turístico, tanto para visitantes nacionales como extranjeros, por lo que las autoridades consideran que este sector debe desarrollarse intensamente para cubrir esta demanda creciente, mejorando la calidad de sus instalaciones y servicios.

Oportunidades de inversión

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que el crecimiento mundial se situará en el 4,2% en 2021 y que un tercio de esa cifra será generado por China. La provincia de Sichuan y la Nueva Ruta de la Seda constituyen zonas claves para el desarrollo del país y  suponen grandes oportunidades de inversión en China con  varios sectores en auge como son el energético, la biotecnología, el medio ambiente, el turismo y el lujo

¿Te interesan los análisis de mercados de otros países? Consulta el apartado de comercio exterior. Si además quieres invertir en otro país o exportar, infórmate de los programas de las cámaras de comercio: Xpande y XpandeDigital.

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter